El retorno a la nueva normalidad está siendo un proceso complejo para la industria wellness. Conforme pasan las semanas muchas empresas  como spas, gimnasios, estéticas y centros deportivos, siguen tomando acciones que garanticen seguridad en cuanto a sus protocolos sanitarios. Algunas de las acciones pasan por la capacitación de su personal, campañas en medios  para mostrar sus medidas y procesos de sanitización. ¿Pero esto es suficiente? ¿Qué más puede hacer el sector en estos momentos? ¿Estamos por entrar a una nueva era para el sector wellness?

Desde el Global Wellness Summit (GWS), el pasado 7 de julio, se expuso la necesidad de promover un rol mucho más activo para la industria wellness ante el reto de restablecer la normalidad. La idea del GWS, es que el sector, en todas sus áreas,  pueda colaborar en la implementación de medidas internacionales que busquen la prevención y la salud integral de las personas. Ante esta nueva propuesta, el GWS hizo una llamado para implicar a médicos, políticos, líderes del sector wellness y empresas tecnológicas en esta iniciativa.

“La industria del bienestar ahora puede tener su mayor impacto en el escenario mundial y tomar un asiento mucho más grande en la ‘mesa de salud’. Pero debe ser responsable y creativo para enfrentar las nuevas oportunidades y desafíos, por eso creemos que es crucial reunir a las mentes más brillantes para trazar ese futuro «. Susie Ellis, CEO de GWS.

¿Cuál será la vía para esta nueva era del wellness?

Al parecer, la tecnología está siendo la mejor aliada para el desarrollo wellness, antes, durante y después de la pandemia. Un ejemplo de ello, y según reporta el GWS, es que desde inicios de este año se produjo una importante inversión, alrededor de tres mil millones de dólares, para innovar en plataformas digitales dirigidas a la salud y prevención de padecimientos. También se han desarrollado otras plataformas y aplicaciones enfocadas al bienestar mental, soluciones de belleza y fitness. Además, esta importante inversión ha tenido impacto en la proyección de infraestructura para el wellness, siendo una de sus metas fomentar proyectos inmobiliarios y comunitarios enfocados al bienestar. 

Tomando esto en cuenta, y lo que comentamos en posts anteriores, podemos decir que la tecnología es primordial para el sector wellness en todas sus áreas y niveles. Incluidos los objetivos que se plantean las pymes de esta industria. Por ello, es importante comprender que la industria del bienestar necesita la tecnología para:

  1. Adaptarse lo más rápido posible a la normalidad.
  2. Crear sistemas efectivos que optimicen la gestión, monitoreo y medida de acciones y resultados.
  3. Tratar de alcanzar al mayor número de personas posibles.

¿Qué está ocurriendo con la industria wellness en México?

En México, la industria wellness sigue pendiente de la evolución de la pandemia. Sin embargo, la  vinculación directa con otros sectores como el turístico, le han permitido reiniciar actividades en algunas zonas como el Caribe. Debido a este vínculo, la pandemia deja dos lecciones para la industria del bienestar en nuestro país:

  1. Se requiere una inversión generalizada en tecnología para todas las empresas wellness mexicanas. El regreso a la normalidad no será definitivo y se necesitan herramientas operativas que brinden mayor adaptabilidad y dinamismo, 
  2. La unión entre todas las empresas wellness en México es necesaria, sin importar que sean micro o grandes empresas. Se requiere la creación de un bloque como industria que pese ante las autoridades para solicitar incentivos económicos independientes a otros sectores como el turístico. 

Existen nuevos retos y objetivos para la industria wellness a nivel mundial para llegar a más gente de la mano de las nuevas tecnologías digitales. Con la tecnología se espera potenciar la cultura wellness y crear una nueva conciencia de prevención y salud en la nueva normalidad. De igual manera, con la tecnología se espera crear mejores condiciones operativas para las empresas wellness y los profesionales del sector.

En México, será clave el uso de la tecnología para garantizar el funcionamiento adecuado de las empresas del sector. Además, es necesaria la conformación de un bloque wellness que, como tal, ayude a contrarrestar la dependencia con otras industrias, para poder lograr los retos de esta nueva era para el sector wellness.