Durante la pandemia las ventas en línea han sido de gran ayuda para muchas pymes mexicanas.  Pero, después de comprobar los beneficios de la tecnología digital durante el confinamiento, ¿las pymes adoptarán más servicios tecnológicos? ¿Se atreverán a migrar a las tecnologías digitales?¿La tecnología será la nueva normalidad de las pymes?

Según datos de la International Data Corporation (IDC), a esta altura del año, el crecimiento del comercio online ha sido un 10% más que el registrado en 2019. Además, su valor  espera alcanzar  unos 864,000 millones de pesos al finalizar 2020.  También ha conseguido un incremento en el número de nuevos compradores, en torno a un 20%, y se ha registrado un aumento del 50% en el valor de compra por persona. Ante la adversidad, la tecnología ha sido una aliada fundamental para muchas empresas que mantienen la esperanza de salir adelante.

La IDC señala que el 25% de las pymes afirman que utilizarían la tecnología con el objetivo de aumentar sus ventas; el 19% reducir costos; un 18% para mejorar la toma de decisiones; el 17% ser más eficientes; 11% optimizar tiempos de trabajo; y el 4% mejorar la integración de proveedores y clientes.

Ausencia de tecnología digital en las pymes

Pero, si existen necesidades y beneficios,  ¿Porqué ha costado tanto que las pymes mexicanas se acostumbren a las nuevas tecnologías? Desde antes de la pandemia se reportaba una baja utilización de las tecnologías digitales para gestionar  procesos operativos y estratégicos, siendo implementadas únicamente por menos del 10% de las pymes existentes en nuestro país.

Según una encuesta realizada en 2018  por la consultoría pwc, la pymes mexicanas justificaban la ausencia de tecnología en sus procesos por:

  • La complejidad que puede representar su uso.
  • El costo monetario que implica.
  • La falta de información sobre su uso y beneficios.

¿Cómo puede una pyme aprovechar la tecnología?

Pero nada más lejos de la realidad. Las nuevas tecnologías cuentan con interfaces intuitivas y dinámicas. Algunas ofrecen asesoramiento  personalizado (presencial o digital).

En cuestión de costos, muchas tecnologías digitales tienen distintos esquemas de inversión, algunos de ellos de bajo costo o incluso gratuitos.

Sobre la falta de información, que también influye bastante, queremos compartir algunos datos de utilidad para las pymes que desean probar y entrarle al uso de la tecnología digital:

  • Ventas: existen las soluciones digitales para la Administración de la Relación con los Clientes (Customer Relationship Managment, CRM). Estos softwares tienen el objetivo de mejorar la relación con el cliente a través de la gestión, automatización y promoción de ventas. Un elemento a destacar del CRM es la obtención y organización de datos, lo que permite atender mejor a las necesidades del cliente objetivo a través de diversos canales. 
  • Recursos Humanos: ya que es un área estratégica, la tecnología agiliza los procesos de reclutamiento y flexibiliza sus vacantes. Un ejemplo es WellTalent, que ayuda a gestionar y llevar a cabo el reclutamiento de profesionales del wellness. Además de plataformas como ésta, existen distintos softwares para evaluación de desempeño y nómina.
  • Contabilidad y finanzas: para este sector de las empresas, la tecnología facilita cualquier tipo de balance, cálculo y manejo de facturación electrónica, a través de softwares como Contpaqi. Incluso los ERP tienen un módulo para llevar la contabilidad y se puede seccionar por submódulos.

¿La tecnología será la nueva normalidad de las pymes? Si bien las que te mencionamos no son las únicas áreas en las que se puede implementar la digitalización en las pymes, sí nos dan alguna idea de lo que podemos hacer con ello. Y, como te mencionamos en el post anterior, un buen inicio para conocer las bondades de las herramientas digitales puede ser el uso de redes sociales y un sitio web para dar a conocer tu marca, tus productos y/o servicios. Verás que conforme vayas probando encontrarás muchos más recursos que beneficien el funcionamiento de tu pyme.