Seguramente muchas veces habrás escuchado sobre la acupuntura y que es una técnica medicinal en la que se insertan agujas en el cuerpo, pero, aunque es la más conocida dentro de la medicina china, también hay otras técnicas tradicionales de este país. Por eso, en este artículo te presentamos algunos datos de la acupuntura y otras prácticas medicinales chinas.

La acupuntura es una técnica tradicional de la medicina china que se ha practicado por más de 2000 años. Se cree que apareció por primera vez en el Canon de Medicina del Emperador Amarillo, un libro que reunió las antiguas técnicas de medicina tradicional en China.

Si bien la acupuntura es una práctica de la medicina alternativa, no hay duda de que junto a otras actividades como el yoga, se integra al wellnes que ofreciendo beneficios para la salud, principalmente en el alivio del dolor. De hecho, varias instituciones como el National Institute of Health y el National Center for Complementary and Integrative Health realizaron algunos estudios para identificar cómo funciona la acupuntura a nivel neurológico y cómo puede integrarse a otros métodos y técnicas médicos para mejorar la calidad de vida en pacientes con distintos padecimientos, entre ellos el cáncer.

La medicina tradicional china llegó a Europa gracias a Soulié de Morant en el siglo XIX y a través de la Ruta de la seda, una red de rutas comerciales de hace más de 2000 años, la cual conectaba a Asia con parte de Europa y África. Pero no fue sino hasta el siglo pasado que comenzó a tener popularidad de este lado del mundo.

¿En qué consiste la acupuntura?

En términos simples, la acupuntura consiste en insertar agujas finas en puntos clave de la piel, también llamados meridianos o canales. Por estos canales circula la sangre y la energía ( Qi, la cual es un componente importante en la cosmovisión china gracias a la teoría del Yin y Yang). Estos canales están ubicados entre  los músculos cercanos a algunas terminaciones nerviosas -lo que relaciona a la acupuntura con las neurociencias. Las agujas utilizadas se colocan en aquellos puntos para regular el cuerpo y el equilibrio orgánico del mismo.

Aunque la acupuntura utiliza generalmente agujas metálicas, las ciencias y la tecnología han avanzado tanto que es posible llevar el tratamiento con láser o electro-acupuntura.

¿Qué otras prácticas medicinales chinas existen?

Tui na

El Tui Na es un estilo de masaje chino que se basa en el empuje y agarre de la piel para estimular la circulación y la relajación muscular. Se utiliza básicamente para el tratamiento de padecimientos musculares y óseos, y en algunos casos en medicina interna, así como en tratamientos pediátricos.

Fitoterapia

La fitoterapia se fundamenta en la utilización de plantas, minerales y algunos productos de origen animal que son considerados componentes medicinales, los cuales pueden utilizarse combinados o separados. A diferencia de la medicina herbal occidental o prehispánica, la fitoterapia contempla el sabor, la naturaleza y el meridiano sobre el que se supone actuará el tratamiento. Se basa en la unificación de estos elementos para garantizar el efecto deseado y su reacción en el organismo.

Moxibustión

Esta técnica está relacionada con la acupuntura y consiste en la aplicación de calor estimulando al mismo tiempo los mismos canales que la acupuntura. El término hace referencia a la acción de quemar o cauterizar una superficie mediante materiales y elementos que se calientan. Para la moxibustión se utiliza una planta medicinal llamada Artemisa. Esta planta se prensa al estilo de un puro para quemarse y así aplicar el calor necesario en los puntos precisos.

Aunque estas técnicas que te acabo de presentar no son las únicas de la medicina tradicional china, sí son algunas de las más populares y efectivas adoptadas por la medicina occidental.

Otra cuestión a señalar es que, al ser métodos tradicionales, tienen absolutamente todo que ver con la cosmovisión de este país asiático. La energía o Qi es su elemento principal y uno de los componentes más importantes dentro de toda su tradición.