Es frecuente que, cuando alguien decide comenzar a entrenar su físico, no tenga idea de cómo o por dónde empezar. Incluso los ya experimentados en la materia de repente tienen dudas sobre su entrenamiento. Si eres o estás por convertirte en instructor, estas son algunas cualidades de un buen entrenador personal más solicitadas. Así que sí o sí debes tenerlas en cuenta a la hora de comenzar a entrenar.

Certificación

Lo principal es tener una certificación o licencia oficial con la que sustentar tus conocimientos y profesión en el área del deporte. Algunos solemos pensar que sólo se necesita tener los músculos marcados, manejar bien cada aparato  y saber dar algunos tips de alimentación sana. Pero tú, que eres un entrenador hecho y derecho, sabes bien que necesitas una formación sólida. Tener conocimiento del cuerpo y sus funciones, saber para qué sirve cada aparato y cómo utilizarlo, o sobre prevención y tratamientos mínimos de lesiones son algunos de los conocimientos básicos. Y si no estás seguro de saberlo, será mejor instruirte pues todo ese conocimiento, además de aumentar tu cv, aumentará el valor y la calidad del servicio que estás ofreciendo a tus clientes.

Estar actualizado

Entre más aprendas sobre todo lo relacionado a tu profesión, será mejor tu desempeño como entrenador y eso se verá reflejado en todas partes. Busca formas de mejorar ejercicios, o nuevas maneras de implementar rutinas y otras opciones fitness y wellness para los entrenamientos que vas a dirigir. Ten en cuenta que eres un modelo a seguir para tus aprendices. Saber sobre lo que haces y hacerlo tú mismo mantendrá la credibilidad.

Organización

Estar bien organizado y tener control del plan rutinario de cada persona, permitirá saber cómo implementar nuevos ejercicios y rutinas. También te será más fácil identificar las necesidades de cada uno de tus clientes y saber cómo ayudarlos. Llevar un registro organizado y detallado con cada entrenamiento funciona mucho mejor que sólo confiar en tu memoria y te ahorra tiempo, esfuerzo y problemas.

Atención

Conoce a los clientes que buscan tu ayuda y acércate para brindar apoyo a los primerizos. Poner atención a sus necesidades te permitirá elaborar planes de entrenamiento adecuados. Recuerda que todas las personas son distintas. Así que, ser paciente con tus clientes, escucharlos y motivarlos les dará la confianza que necesitan para alcanzar la meta que se han propuesto y su entrenador personal es pieza clave en ello.

Respeto

Por último, pero no menos importante está respetar la personalidad y gustos de tus clientes. El respeto es un valor elemental para la vida, no sólo en lo profesional. No obstante, a veces se nos olvida y podemos cometer alguna falta que puede tener malas consecuencias. Esta es una de las cualidades más importantes que se buscan en un entrenador personal. Como profesional del fitness, debes ser muy respetuoso con tu manera de dirigirte a tus clientes y no juzgarlos bajo ninguna circunstancia. Tú estás ahí para asesorarlos sin cuestionar su forma de ser, su cuerpo o sus gustos.

Lo más importante es que disfrutes lo que haces y llevarlo a cabo lo más profesional que se pueda. Ésa será tu principal carta de recomendación, así que esperamos que  estas 5 cualidades de un buen entrenador personal te hayan servido para crecer.

Si quieres saber más sobre nosotros, entra a nuestro sitio WellTalent y visita nuestro blog, donde encontrarás información, tips y demás consejos para profesionales del wellness.